bru1979.jpg
Luis Ortega Bru
Luis Ortega Bru
, escultor, imaginero y pintor. Nació en San Roque (Cádiz) en 1916 y murió en Sevilla en 1982 a los 66 años de edad.
Es un escultor-imaginero muy conocido por sus obras dedicadas la Semana Santa andaluza, principalmente en Sevilla, donde residen sus obras más conocidas Su vida no sería ajena a las vicisitudes de una época crucial en la historia de España. Antes de morir expresó: Yo he vivido todas las tragedias. Me he formado en el dolor. Por eso conozco tan bien el drama del Gólgota.
Familia
Fue hijo y nieto de alfareros, la arcilla fue su mejor juego, su mejor lenguaje, el que rompía su carácter introvertido. Luis fue el mayor de cinco hermanos de una modesta familia, rota por la tragedia civil sufrida por España de 1936 a 1939. Sus padres fueron fusilados y él sufrió los rigores del presidio político. Se casó con Carmen León Ortega. Tuvieron dos hijos y dos hijas.
Formación
Fue autodidacta, aunque estuvo matriculado en la academia de dibujo de los hermanos Domingo de Mena, en San Roque, y posteriormente en la Escuela de Arte y Oficios de La Línea.Años más tarde estando en Sevilla ingresó en la Escuela de Bellas Artes, pero la falta de medios económicos impidió que finalizase sus estudios.
Guerra Civil
Durante la Guerra Civil (1936/39), estuvo en varios frentes, siendo en el de Madrid donde fue herido por la metralla que le reventó un oído, por ese motivo, y al tener conocimiento de lectura y escritura, fue destinado al acuartelamiento del Prado, donde estuvo dos años en la sección de Cartografía. Su madre fue fusilada, por los golpistas, por un presunto delito de rebelión militar.1939 también resultó ser un año trágico para la familia del escultor, puesto que su padre fue fusilado por los mismos motivos que su esposa y les fueron incautados los bienes de la la familia. En ese año Luis fue encarcelado por haber colaborado con el bando republicano. En 1940 fue puesto a disposición del consejo de guerra de Algeciras y condenado a tres años de prisión por un delito de auxilio a la rebelión.
Inicios artísticos
Al salir en libertad, después de la Guerra Civil, comenzó a trabajar y a modelar figuras de barro. En San Roque expuso sus primeras figuras en 1943 y obtuvo su primer éxito, al conseguir un premio por una escultura expuesta en el Certamen de Artesanía de Cádiz. Con parte del dinero conseguido se marchó a Sevilla, en busca de un horizonte para continuar en una profesión que ya empezaba a despuntar.

Santa Marta (1).JPG
Paso procesional de Santa Marta de Sevilla, que está considerado la obra escultórica más relevante de Luis Ortega Bru.

Sevilla
En Sevilla comenzó a trabajar en el taller de Pedro Navia. Su primer trabajo consistió en realizar los relieves y diversas figuras de la capilla de la Macarena, obras de las que con el paso del tiempo el artista declararía no sentirse satisfecho.El Cristo de la Misericordia de la hermandad del Baratillo fue su primer gran trabajo como imaginero. A continuación hizo el Cristo de la Buena Muerte de San Roque, la madera procedía de un ciprés del cementerio local, y se sirvió de tres vecinos de los que tomó rostro, torso y piernas.En 1953 realizó el paso de misterio de Santa Marta,y por tal obra recibió la Encomienda de Alfonso X El Sabio, declarándose la obra de interés nacional. Otra de sus grandes obras sevillanas fue el Cristo de la Salud para la hermandad de Montesión, en 1954.La siguiente obra fue parte del misterio de San Gonzalo: en 1975 hizo la de Jesús del Soberano Poder y al año siguiente la de Caifás, que vino a sustituir la realizada por Castillo Lastrucci
Madrid
A mediados de la década de 1950 se trasladó a trabajar en Madrid contratado por la casa Arte Granda.El trabajo madrileño fue muy intenso. Entre las numerosas realizaciones figura el retablo de la ermita de la Vera-Cruz de Manzanares, que Ortega Brú inspiraría en el gótico florido, aunque introduciendo tendencias modernas propias.Hasta su estudio madrileño que compartía con su hermano Augusto, y que alternaba con su trabajo en Arte Granda, llegaban encargos de distintos lugares, tanto de España como del extranjero.En Madrid también talló el Cristo de la Pasión, que finalizaría en Málaga, para la cofradía del mismo nombre, y diferentes obras de carácter profano.
Relevancia internacional

El éxito internacional le llegó cuando consiguió ganar un concurso para la realización de los relieves en bronce de la vida de la Virgen, de una puerta para la Secretaría de Estado del Vaticano, obra efectuada en 1956.

Otros proyectos

Realizó en 1954 el grupo de la Virgen de las Angustias, para La Línea.
Trabajó en el Descendimiento para la cofradía de la Soledad de Jerez, que para muchos es su obra más brillante, en competencia con el Cristo de la Caridad de Santa Marta.Por encargo del Ayuntamiento de San Roque realizó el altorrelieve “El Éxodo”, que finalizó en 1970, basado en el Romance de las Veredas del poeta local José Domingo de Mena, y que plasma la salida del pueblo gibraltareño tras la ocupación británica del Peñón, en 1704.
Retorno a Sevilla
El retorno definitivo a Sevilla tendría lugar en 1978. En esta ciudad falleció el 21 de noviembre de 1982. Sus restos descansan en la iglesia sevillana de San Andrés, a los pies de su venerado Cristo de la Caridad, el popularmente conocido como Cristo de Santa Marta.

Pintura

Luis Ortega Bru también fue pintor, aunque su decidida apuesta por la imaginería, le apartaría de esta actividad.
Las pinturas que se conservan de Ortega Brú tienen diferentes influencias. El sueño era uno de los factores que predominan, reflejando grandes espacios que caminan hacia el infinito. El surrealismo y las influencias picassianas están presentes en estas obras. “La huida de Málaga” es fiel reflejo de ello, sin olvidar el impresionismo que aplicaba a los paisajes. Los dibujos de sus futuras tallas son también buena muestra de su calidad como pintor.
Evaluación artística

Para el experto Manuel Marín, dentro de la moderna imaginería cofrade de la escuela sevillana, merece estudiarse la figura de Ortega Bru, porque recoge unos matices que parecen desprenderse de las directrices impuestas por los grandes tallistas de la meseta castellana.
Toda la magnitud de la fuerza expresiva de la gubia de este imaginero se advierte cuando crea obras de conjunto, obras de movimientos de masas, obras donde los personajes se supeditan o ensamblan a la construcción de un momento histórico-religioso que se resucita sobre la plástica viva de los relieves.Y en opinión de Juan Carrero, donde se expresa una mayor originalidad de sus esculturas es en el cabello y las barbas, labrados sobre grupos de bloque, en ordenación asimétrica y talla profunda. Asimismo, señala como característica del artista las comisuras de los labios, con rugosidades que los personalizan.
Premios
-En 1952 ganó el Premio Nacional de Escultura por su obra "La Piedad".
- En 1962 consiguió el Premio de Escultura al aire libre organizado por el Club Urbis de Madrid.- En 1966 recibió la Primera medalla de la Exposición de Otoño en Madrid con su obra "La Piedad".
Reconocimientos honoríficos

  • En 1953 le concedieron la Encomienda de Alfonso X el Sabio.
  • En 2001 fue nombrado Hijo Predilecto de San Roque y se puso en marcha un museo dedicado a su obra.
  • En Sevilla y San Roque tienen rotulados espacios públicos con su nomre

Volver a la página de inicio
Fuentes Los datos de esta reseña biográfica han sido aportados por el escritor y periodista D Antonio Pérez Girón, Cronista oficial de San Roque y autor del libro “De la memoria de Marina Ortega Bru”.
Editor: Feliciano Robles