alvarodomecq.jpg
Alvaro Domecq Díez
Álvaro Domecq Díez,
ganadero, rejoneador, escritor y político. Nació en Jerez de la Frontera (Cádiz) en 1917 y murió en Cádiz en 2005 a los 88 años de edad.
Álvaro Domecq y Díez ha sido uno de los personajes fundamentales del mundo de los toros desde el final de la Guerra Civil en 1939 hasta su fallecimiento en 2005. Fue un rejoneador renovador que concitó la atención de los aficionados, un ganadero de postín, creador de un encaste propio, Torrestrella, y un profundo conocedor e investigador del toro bravo; que gozó de la amistad de las grandes figuras de su época.
Familia
Álvaro nació en una familia aristocratica de Jerez de la Frontera. Era hijo de Juan Pedro Domecq Núñez de Villavicencio, y María Díez Gutíerrez-O'Neale. Sus hermanos Juan Pedro (Marqués de Domecq) y Salvador también fueron ganaderos. Se casó con María Josefa Romero Sánchez con la que tuvo 19 hijos. Su hijo Álvaro Domecq Romero siguió la tradición y fue un excelente rejoneador. Sus nietos, hijos de su hija Fabiola, Luis y Antonio, también son rejoneadores.
Tragedias
La vida de Álvaro Domecq se tornó trágica cuando quedó huérfano de madre a los 4 y de padre a los 20 años de edad. Enterró a catorce de los diecinueve hijos que tuvo con María Josefa Romero Sánchez (a cuenta de accidentes, problemas del factor Rh y disentería), y a cuatro de sus nietas, que fallecieron en un trágico accidente de tráfico en 1991.
Formación
Estudió con los jesuitas de Chamartín en Madrid, y continuó el bachillerato entre Burdeos (Francia) y Estremoz(Portugal). Comenzó a estudiar Derecho en las universidades de Granada y Sevilla, pero la Guerra Civil interrumpió sus estudios. Posteriormente obtuvo el título de abogado, pero no ejerció la abogacía porque optó por dedicarse a la cría de caballos y toros y al rejoneo.
Inicios en el rejoneo
Desde pequeño vivió el ambiente taurino en su casa, y se aficionó al caballo. En 1935, con 18 años, hizo su primer paseíllo en la plaza de Santander, en un espectáculo benéfico. Los primeros años de su andadura fueron para lidiar reses en festivales, pero ya en 1943 comenzó a participar en festejos taurinos.
Rejoneador profesional
En la temporada de 1944 tuvo 50 actuaciones en las principales plazas españolas. Aquella temporada obtuvo importantes triunfos. Álvaro siguió en activo como rejoneador hasta que se retiró en la temporada de 1950. Tuvo un par de reapariciones para conceder una simbólica alternativa a su hijo Álvaro Domecq Romero, en 1960 y otra para dar la alternativa a su nieto Luis Domecq, en 1988.Su famosa yegua Espléndida le dio tardes de gloria y la familia Domecq la inmortalizó en la finca de Los Alburejos al dedicarle un patio con su nombre.Álvaro fue amigo personal de Manolete. Se encontraba en Linares el 28 de agosto de 1947, fecha en la que el toro Islero de la ganadería de Miura le hirió de muerte, y Álvaro fue testigo de la agonía de Manolete. La madre de Manolete delegó en Álvaro Domecq para que pusiese orden la cuantiosa herencia que dejaba el diestro fallecido.
Ganadero taurino
En 1957 compró el hierro de Salvador Suárez Ternero y reses a Curro Chica y posteriormente a Carlos Núñez. La ganadería, que creó pasó a llamarse Torrestrella. La creación de este hierro es la gran obra ganadera de Álvaro Domecq, cuyos conocimientos lo convirtieron en un encaste sobresaliente entre las mejores vacadas bravas de España y acreedor de numerosos premios en las ferias más importantes.De esta ganadería han surgido muchas otras que se formaron con su sangre. La finca familiar de Los Alburejos se convirtió en un centro de referencia para el toreo. Allí, Álvaro puso empeño en la mejora de la especie, y sacó adelante algunos experimentos pioneros en su momento, como la conservación de la simiente de los toros para utilizarla en la fecundación in vitro.
Política
Después de su retirada del rejoneo dirigió su atención hacia la política. Fue alcalde de Jerez entre 1952 y 1957, y presidente de la Diputación de Cádiz de 1957 a 1967, además de procurador en Cortes.
PublicacionesEl toro bravo 1985.jpg
En su faceta de escritor e historiador taurino, Álvaro Domecq Díez se dio a conocer con un folleto titulado El rejoneo, publicado en 1958. Posteriormente colaboró en la obra colectiva titulada Los toros en España (1969), en donde se responsabilizó del capítulo sobre "El arte del rejoneo".En 1985 publicó su obra más famosa, El toro bravo, un libro en el que vertía toda su experiencia en la crianza de reses de lidia. Finalmente, escribió un trabajo titulado "La cría y selección del toro de lidia en la actualidad", que salió impreso en el tomo XI del monumental tratado enciclopédico Los Toros, popularmente conocido como El Cossío.Además, ha publicado numerosos artículos sobre tauromaquia en el diario ABC, y en las revistas Blanco y Negro y El Ruedo, también ha impartido un gran número de conferencias.
Reconocimientos honoríficos
  • Cruz de la Orden Civil de la Beneficencia
  • Medalla de Oro al Mérito de Bellas Artes.
  • Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil,
  • Gran Cruz de la Orden de Isabel la Católica
  • Encomienda de la Orden de Alfonso X el Sabio.
  • En 2000 recibió un homenaje en la Universidad de Navarra.
  • Era alcalde honorario y perpetuo del Ayuntamiento de Jerez.
  • Cruz del Mérito del Águila Alemana,
  • Cruz de Guerra,
  • Cruz Roja al Mérito militar,
  • Medallas de oro al mérito penitenciario, la militar colectiva, la de Barbate, la de la provincia.

Volver a la página de inicio
Fuentes
Alvaro Domecq Díez. Portaltaurino.net
Alvaro Domecq Díez. Mcnbiografias.com
Editor: Feliciano Robles