Fermín Salvochea.jpg
Fermín Salvochea
Fermín Salvochea y Álvarez
, anarquista. Nació en Cádiz en 1842 y murió en Cádiz en 1907 a los 63 años de edad.
Fue una de las figuras más importantes del anarquismo hispano del siglo XIX, llegó a ser alcalde de Cádiz y presidente del cantón de Cádiz durante la Primera República. Se hizo apreciar por su tolerancia y generosidad.
Familia
Su padre, Fermín Salvochea Terry era de origen navarro y llegaron a Cádiz para dedicarse al comercio de los vinos de Jerez. Su madre, María del Pilar Álvarez, era prima del político y economista Juan Álvarez Mendizábal. Fue hijo único. No hay constancia de que tuviese descendencia. Aunque sus padres eran muy ricos, Fermín siempre tuvo un estilo de vida muy austero.
Formación
A los 15 años su padre, le envió a Inglaterra para que estudiase las técnicas comerciales, y aprendiese bien el inglés, permaneció en Londres y Liverpool cinco años. Pero él por su cuenta se dedicó también a estudiar los problemas sociales de la época. Leyó las obras de Owen, Paine y Berdlow. Regresó a Cádiz a la edad de 21 años, dotado de una cultura poco común a su edad, y como él mismo manifestó, convencido internacionalista, ateo y comunista libertario.
Formación Política
Siendo un destacado federalista, en 1871 se afilió a la I Internacional Obrera. Su formación ideológica estaba influenciada por los autores que leyó durante su estancia en el Reino Unido. También se sentiría influenciado por el comunista libertario Piotr Kropotkin, a quien leería más tarde. En España mantuvo contactos con los pensadores anarquistas y miembros de la "Alianza" de Mijaíl Bakunin, como Anselmo Lorenzo o Francisco Mora.
Activismo políticoFermín.jpg
En 1866 adquirió notoriedad por su participación en un proyecto de liberación de unos presos políticos encerrados en las casamatas gaditanas de San Sebastián y de Santa Catalina.Su activismo se incrementó en la Revolución de 1868, conocida como «La Gloriosa», cuando fue hombre de confianza de los conjurados y enlace del General Prim, fue miembro de la Comuna de Cádiz y fue nombrado segundo comandante de uno de los batallones de «Voluntarios de la Libertad» con el que defendió Cádiz hasta el 11 de diciembre, cuando se entregó y fue encerrado en la fortaleza de Santa Catalina .En 1869 fue elegido diputado a Cortes Constituyentes, pero el Gobierno provisional no quiso reconocer esta elección, y en febrero de 1869 el nuevo parlamento le aplicó la amnistía.Una vez libre reemprendió su campaña de agitación por el federalismo. Organizó junto con otros revolucionarios, guerrillas armadas contra el gobierno en la Sierra de Cádiz, tomando Alcalá de los Gazules, pero fueron derrotados por las tropas gubernamentales y le obligaron a buscar refugio en Gibraltar . En 1871, gracias a la amnistía promulgada por el nuevo rey Amadeo de Saboya, volvió a Cádiz.
Alcalde de Cádiz
Salvochea era el líder indiscutible del Cantón de Cádiz, y como tal, fue nombrado alcalde de Cádiz durante la Primera República. Era 1873 y contaba 31 años de edad.Durante su mandato tomó numerosas medidas para limitar la influencia de la iglesia. Sustituyó en las escuelas la enseñanza de "religión" por la de "moral universal", prohibiendo cualquier dogma positivo alguno. Implantó la jornada laboral de ocho horas. Se suprimieron las fiestas religiosas y se creó una fiesta cívica del advenimiento de la República Federal.
Represión
Al disolverse la Primera República, fue apresado por las tropas del general Pavía, juzgado en Sevilla y condenado a cadena perpetua, permaneció varios años detenido en el Peñón de Vélez de la Gomera y en Ceuta. Renunció al indulto que le consiguió el Ayuntamiento de Cádiz en 1883, y se fugó a Marruecos y de allí pasó a Francia.
Anarquismo
Desencantado de la vía política y del parlamentarismo, fue durante sus años en presidio y en el exilio, cuando se hizo firmemente anarquista, de la tendencia anarcomunista.
Regreso a Cádiz
Retornó a Cádiz, después de la amnistía que siguió a la muerte de Alfonso XII, en 1885 y se entregó a una intensa campaña de propagación de las ideas anarcocomunistas. En 1886 fundó el periódico El Socialismo, donde reivindicaba la huelga general como herramienta de lucha, por mantener esos puntos de vista fue muy perseguido por las autoridades, por lo que pasó varias veces por la cárcel y fue clausurado su periódico.Organizó los primeros actos por el Primero de Mayo en Cádiz en 1890, motivo por el que fue detenido nuevamente. Estando en la cárcel tuvo lugar el Motín Agrario de Jerez de la Frontera de 1892 en el que fue implicado por falsos testimonios y por el que fue condenado a 12 años de prisión. Una nueva amnistía le permitió salir de la cárcel en 1899, y marchó de nuevo a Cádiz
Pedro Vallina
En esta nueva estancia en Cádiz, conoció al médico anarquista sevillano Pedro Vallina y juntos partieron hacia Madrid. Allí vivió de forma muy austera, traduciendo algunos libros, y trabajando en diarios como El Liberal, El Heraldo o El País.Con motivo de la coronación del rey Alfonso XIII en 1902, fue detenido junto con otros anarquistas, acusados de tener planeado lanzar unos explosivos cuando el rey llegase al Congreso. Posteriormente, se comprobó que fue una jugada de la policía para tenerlos controlados durante las celebraciones, y pasado éstas fueron puestos en libertad sin cargos. Estuvo presente y apoyando la huelga general de 1902.
Epitafio
Mi patria es el mundo, mi religión hacer el bien, mi familia la humanidad “ .

Proyección de Salvochea
Regresó enfermo a Cádiz y falleció el 28 de septiembre de 1907. Su entierro fue una gran manifestación de duelo popular con varios miles de asistentes. Durante su entierro, empezó a llover de forma torrencial y cuando la comitiva pasaba por el ayuntamiento, el alcalde ordenó que el féretro entrara en la casa consistorial diciendo: "Esta es su casa. Que no salga hasta que no cese la lluvia". En Cádiz hay un dicho popular que dice: "Llueve más que el día que enterraron Bigote" , nombre cariñoso con el que era conocido Salvochea.Su figura fue novelada por Blasco Ibáñez en La bodega, y por Valle-Inclán en Baza de espadas. Además es protagonista de muchos tanguillos populares cantados en las fiestas del Carnaval gaditano.En la Guerra Civil, una de las columnas de la CNT que luchó en Aragón contra las tropas sublevadas, tomó el nombre del alcalde gaditano.Hacia 1980 el ayuntamiento democrático de Cádiz, le dedicó una calle y le hizo un busto.Una facción de la hinchada del Cádiz CF se denomina a sí misma "Columna Salvochea".En la actualidad, el Ateneo Libertario de Cádiz, un instituto de Enseñanza Secundaria y una asociación de vecinos llevan su nombre.
Volver a la página de inicio

Fuentes

Es numerosa la bibliografía que aborda la biografía de este personaje. Pero se pueden destacar los siguientes libros·
Moreno Aparicio, Ignacio. Aproximación histórica a Fermín Salvochea. 1982. ·Maurice, Jacques. El anarquismo andaluz. Campesinos y sindicalistas, 1868-1936. 1990. ·Vallina, Pedro. Crónica de un revolucionario. Con trazos de la vida de Fermín Salvochea. 1958.En Internet hay numerosas reseñas biográficas del personaje.Editor: Feliciano Robles